¿Cuántos pacientes ves que buscan la selfie perfecta para publicar en las redes sociales y, por lo tanto, quieren realizar procedimientos estéticos innovadores?

Hoy en día, en los consultorios, es muy común escuchar que los pacientes desean afinar su rostro, logrando un efecto similar al de una bichectomía, mejorar el semblante de la cara, eliminar las líneas finas, eliminar la grasa localizada y la celulitis, etc.

 

Todo esto sería una rutina normal en las clínicas dermatológicas si no fuera por la edad de estos pacientes, que normalmente están en sus 20 años.

 

Ante esto, ¿cuál es el papel del dermatólogo? ¿Vale la pena aceptar casos de quienes quieren verse bellos y atractivos a cualquier costo?

 

En este material que hemos preparado encontrarás algunos consejos que te ayudarán a brindar una buena atención y saber manejar estos casos, para garantizar que no se afecte la reputación de tu trabajo y equilibrar su efecto en las redes sociales. De esta forma podrás ofrecer un buen tratamiento, seguro y preventivo para pacientes jóvenes.

 

Descárgalo ahora mismo. ¡Disfruta la lectura!